domingo, 11 de febrero de 2018

ACERTADA LA POSICION DE RECTORES DE UNIVERSIDADES DEL PAIS DE IR A UNA CONSULTA POPULAR




ACERTADA LA POSICION DE RECTORES DE UNIVERSIDADES DEL PAIS DE IR A UNA CONSULTA POPULAR
La Alianza Nacional Constituyente ANCO, considera acertada las últimas declaraciones emitidas por rectores universitarios, de la necesaria Consulta Popular para que el pueblo decida el destino del país, recogen a juicio de la ANCO, la postura correcta frente a la dolorosa crisis de sobrevivencia y subsistencia en que vive el país y el fracaso de un proceso de dialogo donde el régimen pretende validar la espurea Asamblea Nacional Constituyente y sus decisiones, asi como al ilegitimo CNE mediante un proceso electoral fraudulento. Estas declaraciones del liderazgo universitario autónomo y comprometido con el destino de los venezolanos y sus instituciones se inscriben dentro del espíritu y propósito de la comunicación que con fecha 2 de febrero de 2018, la  ANCO le hizo llegar a la AVERU (ver comunicación anexa), convocando a la institución universitaria de Venezuela a sumarse a la convocatoria a una Gran Consulta Popular.
Para  ANCO,  la posición rectoral son reflejo de que agotadas las vías que hasta ahora sectores de la  oposición, han intentado adelantar como lo es la salida electoral, no son  suficientes ante la compleja y profunda crisis que se padece, se requiere más que la elección de un presidente, de un nuevo mesías  y lo sano, legitimo, constitucional y democrático es consultar al pueblo en una Gran Consulta en la que el pueblo soberano exprese su posición frente a la Constituyente ilegitima y su vigencia, la necesaria Transición, la apertura a los canales humanitarios, libertad de presos políticos, retorno de exilados, suspensión de medidas cautelares y la sustitución del modelo centralista vigente por uno auténticamente federal y descentralizado, temas que requieren del impulso y apoyo mayoritario de todos los venezolanos y del apoyo manifiesto de la Comunidad Internacional, en el propósito común de rescatar la democracia y la reinstitucionalización del país.
En este propósito unitario de una Gran Consulta Nacional que recoja el mandato supremo del poder soberano y originario del pueblo, se debe converger, orientar y agotar todo el esfuerzo nacional e internacional, es Constitucional, democrática, incluyente, reconciliadora y pacífica, ajena a la indeseable confrontación; condiciones que la inmensa mayoría de los venezolanos aspiramos. Ecuador, Chile, Uruguay, y Venezuela en sus inicios con la consulta pública del  19 de abril de 1810 dio forma autónoma a su gobierno de inicio a su independencia.
Alianza Nacional Constituyente - ANCO
Caracas, 11 de Febrero de 2018


Caracas, 2 de Febrero 2017



Sres.
ASOCIACIÓN VENEZOLANA
DE RECTORES UNIVERSITARIOS
AVERU
Caracas.
Presente.-

Atención: Dra. Cecilia García Arocha / Presidente

Estimada Dra. García,

Reciba antes que nada nuestro agradecimiento por la permanente disposición de la AVERU de escuchar nuestros planteamientos, y especialmente en esta ocasión al haber acogido positivamente nuestra propuesta en nuestra reunión informal del jueves 25 de Enero de 2018.

Como es de su conocimiento el pasado día jueves 1ro de Febrero tuvimos la oportunidad de reunirnos como Directiva de la Alianza Nacional Constituyente, ANCO, en la Sede de la Conferencia Episcopal Venezolana-CEV en Montalbán, dentro un intercambio cordial donde participaron el Excelentísimo Cardenal Baltazar Porras y Mons. Raúl Biord, 2do. Vicepresidente de la CEV, y otros distinguidos representantes de la Iglesia, con una nutrida representación de los Rectores de las Universidades nacionales, encabezada por Ud. como Rectora de la Universidad Central de Venezuela, en el interés de hacer del conocimiento formal de la CEV y la AVERU de la propuesta que ha venido manejando la Alianza Nacional Constituyente que se traduce en la convocatoria a una Consulta al pueblo de Venezuela, para que este decida todo lo relacionado con la solución que más convenga al interés nacional, en el presente y futuro, dentro de un espíritu de paz y reconciliación nacional, así como de las legítimas acciones que de ello se deriven, con el propósito de rescatar la democracia, refundar la República y sus instituciones.

Esta propuesta rescata el lema de San  Juan Pablo II en su segunda visita a Venezuela en 1996: “¡Despierta y Reacciona, es el momento!”, hoy más vigente, y asume en su totalidad el planteamiento de la CEV en su Exhortación Pastoral “Dios Consolará a su Pueblo” del 12 de Enero de 2018, en el sentido de que la sociedad civil “asuma su vocación de ser sujeto social con sus capacidades de realizar iniciativas como, por ejemplo, que la sociedad civil lleve adelante una consulta para señalar el rumbo que quiere dar a la nación como prevé nuestra Carta Magna (Cfr. Art. 71).” (Nro. 6 de la Exhortación Pastoral). La Alianza Nacional Constituyente ha hecho efectivo y tomado acciones para ese llamado con la intención de hacer realidad tal planteamiento porque creemos que esa es la vía correcta para la salvación de Venezuela.

En tal sentido, la Alianza Nacional Constituyente ha procedido a proponer a los venezolanos una solución que pasa por que el mismo pueblo en ejercicio de su soberanía sea quien decida lo concerniente a la grave situación del país, por lo cual debe ser suficientemente consultado en un plebiscito o Consulta Popular para que sea éste quien le dé la solución a la crisis que más convenga al alto interés nacional, sin que medien en este propósito arreglos o acuerdos distintos al interés del País y la Democracia. A este planteamiento lo hemos denominado públicamente “La solución reside en el pueblo soberano”. Anexo encontrará copia formal de nuestra propuesta, información que igualmente entregamos a Ud. y a los Rectores universitarios, asi como a los representantes de la Iglesia Católica en la reunión ya mencionada. Asimismo le adjuntamos con esta comunicación copia de los mensajes públicos realizados por la ANCO donde respaldamos plenamente la posición de la Iglesia Católica e instamos a dar los pasos concretos en la dirección de realizar a la brevedad posible esa Consulta Popular.

Dado que la Iglesia Católica representada por la CEV y la Universidad venezolana representada por la Asociación de Rectores Universitarios, AVERU, son las instituciones que gozan de la mayor credibilidad en el pueblo de Venezuela, estas se pueden y deben conformar unidos como una guía para señalar el camino correcto que deben seguir los venezolanos. Y en este sentido nuestra propuesta va en la dirección de dar los primeros pasos institucionales y organizativos para hacer realidad una solución al país, presentándole al pueblo de Venezuela y a la Comunidad Internacional, una alternativa pacífica, democrática , constitucional y electoral diferente de llamar a unas elecciones adelantadas convocadas de manera inconstitucional como bien lo señalara el “Comunicado de la Presidencia de la CEV ante la convocatoria a las elecciones presidenciales adelantadas” del 29 de Enero de 2018 y la Exhortación Pastoral del 12 de Enero de 2018.

En este sentido muy respetuosamente solicitamos que la AVERU estudie con detenimiento nuestra propuesta, y de ser acogida en su seno, designe los representantes correspondientes para discutir los próximos pasos a seguir en mayor detalle, a los fines de acompañar esta iniciativa hasta su culminación. El régimen no cesa en su empeño de implantar una tiranía totalitaria, a costa de lo que sea y como sea, así lo evidencia, entre otras actuaciones, la ilegitima constituyente plenipotenciaria, y en ese despropósito todos perderemos, incluso el derecho natural a la vida y a la libertad, arrasaran con la institucionalidad que les estorbe, o la condicionan,  o la pondrán a su servicio y con ello perderemos definitivamente la patria. Unirnos y actuar  ya es indispensable e inaplazable.

Creemos que el apoyo público de la Asociación Venezolana de Rectores Universitarios-AVERU a esta iniciativa inclinaría de manera determinante la balanza a favor de una verdadera solución pacífica, constitucional, democrática y electoral a la crisis venezolana. Mucho sabríamos apreciar que la AVERU nos conceda unos minutos de su valiosa agenda para explicarles los detalles de implementación de esta iniciativa que surge como el perfeccionamiento de la propuesta fundamental Constituyente que ha realizado la Alianza Nacional Constituyente a los venezolanos para la reconstrucción institucional del país.

Con nuestros mayores sentimientos de consideración y estima,

Por la Alianza Nacional Constituyente,

Ing. Enrique Colmenares Finol​​
Coordinador Nacional


Anexo: Lo indicado

viernes, 26 de enero de 2018

La Alianza Nacional Constituyente ANCO, fija posición ante la convocatoria a elecciones presidenciales por parte del régimen

  

La Alianza Nacional Constituyente ANCO, fija posición ante la convocatoria a elecciones presidenciales por parte del régimen

Ante la reciente convocatoria a elecciones presidenciales realizada por la Ilegitima Asamblea Constituyente, la Alianza Nacional Constituyente fija su posición ante el soberano pueblo de Venezuela y la Comunidad Internacional, en los términos siguientes:

1.       Rechazamos la convocatoria a elecciones presidenciales por parte de la inconstitucional ANC, pasando por encima y desconociendo disposiciones expresas que señalan que no se pueden modificar las leyes electorales para convocar elecciones en un plazo menor a seis meses.

2.       La convocatoria unilateral de elecciones es la respuesta del régimen de Nicolás Maduro para evadir los términos de “garantías electorales” que se exigían en la mesa del dialogo, dando por cancelado el esfuerzo cívico y electoral para salir de la profunda crisis venezolana; y es el anuncio de la falta de transparencia, control y de veeduría internacional experta e independiente para dicho proceso electoral. Causa suficiente para que la comunidad internacional deje de acompañar el dialogo que durante 7 meses acompaño sin resultado de ningún tipo. De manera que para la oposición es  casi imposible ganar una elección ante esta conducta ilegal  del dictatorial régimen. Cuando en el 2015 la oposición gano el “espacio” del parlamento, el régimen secuestro y anulo de hecho la Asamblea Nacional y su mayoría calificada de 2/3, dejando, hasta ahora, sin representación parlamentaria al Edo. Amazonas; mas recientemente, le fue arrebatado el triunfo de la gobernación de Edo. Bolívar a Andrés Velásquez, todo en medio de un silencio inexplicable.

3.       Exhortamos a los factores opositores ante este despropósito del régimen, a que se reconduzca esa ruta electoral fraudulenta por no tener garantías ni procedimientos transparentes, que constituyen un profundo irrespeto flagrante a los venezolanos y a su voluntad soberana. Votar es una herramienta moral y política de la democracia, no de las dictaduras.

4.       Esta arbitraria convocatoria se da bajo la hegemonía de una Asamblea Nacional Constituyente ilegitima, expresión del partido oficialista PSUV, dejando claro que el resultado desde ya lo sabemos, solo falta el proceso electoral para que declaren a su vencedor. El alarmante éxodo al exterior, en el orden de 4 millones de venezolanos, perseguidos o no por el régimen, es una cifra preocupante, que siendo en su mayoría opositores al régimen, éste  se ocupara de evitar que depositen su voto en los consulados, como parte de su fraude continuado para garantizarse su permanencia en el poder.

5.       La premura de la convocatoria, semejante a la elección de gobernadores, toma a los dispersos  factores de la oposición, en condiciones precarias organizativas, sometidos a  improvisar forzosamente la selección del candidato, funcionarios electorales, y todo bajo la hegemonía atropellante de los  dictámenes imprevistos del régimen para garantizarse su triunfo  fraudulento.

En razón a lo anterior:

1.       Ratificamos nuestra razón del propósito democrático e incluyente de que ante la severa crisis que aqueja al país, corresponde al pueblo soberano, representado en las más diversas formas de expresión individuales o grupales, depositario de la soberanía nacional y el poder originario (art. 5, 347 constitucional), incluida la Fuerza Armada Nacional institucional, a que el pueblo venezolano decida y asuma directamente mediante una Consulta Popular la solución que más convenga al país, dentro de un proceso democrático en paz y recuentro que supere la actual crisis y ponga en marcha un nuevo proyecto de país.

2.     Exhortamos a los organizaciones políticas y venezolanos que en su legítimo derecho  aspiran a participar o a presidir el país, a que depongan ese democrático proceder en los actuales momentos, que lamentablemente para el país, convalida la conducta fraudulenta y totalitaria  del régimen. Su aporte fundamental en estos momentos es colaborar en la constitución de una “Gran Alianza por la Consulta Popular, la unidad y reconciliación”,  para consultarle no solo lo que por derecho natural y constitucional le es propio, sobre su destino personal, y familiar, sino el de su país  Venezuela. El despojo que el régimen hizo del poder constituyente originario al pueblo, bien merece ser recuperado para dar una verdadera y autentica solución a los problemas del país.

3.       Imploramos que es urgente y necesario  que los venezolanos no solo manifestemos nuestro rechazo a viva voz a este nuevo despropósito electoral fraudulento, de una elección presidencial con la que no se cambia nada y por el contrario estaríamos a punto de ser exhibidos como un modelo comunista eternizante, con participación opositora, sin ser partido de estado ni lograr los cambios necesarios,  sino que por el contrario debemos   incorporaros militantemente a organizarnos en todo el país para  “que el pueblo venezolano decida”, en ejercicio de la Soberanía Nacional y del Poder Originario en una Consulta Popular, cual ha de ser el rumbo y la solución que el país requiere, dentro de un espíritu de unidad, paz y reconciliación, haciendo suyo la exhortación de la Conferencia Episcopal Venezolana.

4.       Reiteramos nuestro apoyo  a la Conferencia Episcopal y su posición expuesta en su extraordinaria exhortación del pasado 12 de enero del 2018, del que recogemos a propósito de las iniciativas que los venezolanos debemos ejecutar para salvar la republica el siguiente párrafo: (6) “Las dificultades de entendimiento cada vez más graves entre el gobierno y la oposición política, a falta de un punto de apoyo común que se respete en la realidad, como debería ser la Constitución vigente, exigen al pueblo que asuma su vocación de ser sujeto social con sus capacidades de realizar iniciativas como, por ejemplo, que la sociedad civil lleve adelante una consulta para señalar el rumbo que quiere dar a la nación como prevé nuestra Carta Magna (Cfr. Art. 71). Si se negara este derecho o se entorpecieran las iniciativas para concretarlo, sólo quedarían dos posibilidades: pérdida definitiva de la libertad, con todas sus consecuencias, o acciones de resistencia y rebeldía contra el poder usurpador. Es el pueblo organizado quien tiene la última palabra. En unión con la mayoría de los venezolanos anhelamos que la dirigencia política y la sociedad civil presenten un proyecto de país creíble y realizable.”

Queda de nosotros en la sociedad civil instrumentar esa solución asumiendo nuestra responsabilidad como sujeto social con capacidad para llevar a cabo esa iniciativa. Ya lo hicimos una vez el 16J-2017. Ahora debemos mejorar sustantivamente esa experiencia, pero esta vez garantizando ante las instancias nacionales e internacionales su efectivo cumplimiento. Sabemos cómo hacerlo y en ello invertiremos nuestros más denodados esfuerzos a favor de la libertad de Venezuela.

Alianza Nacional Constituyente, ANCO

Caracas. 26 de enero del 2018

sábado, 20 de enero de 2018

LA ALIANZA NACIONAL CONSTITUYENTE - ANC, A LOS VENEZOLANOS



LA ALIANZA NACIONAL CONSTITUYENTE - ANC,  A LOS VENEZOLANOS

Mensaje de respaldo a la Conferencia Episcopal Venezolana y rechazo a la violación de los Derechos Humanos en Venezuela

La Alianza Nacional Constituyente ANC, hace suya, ratifica y se solidariza plenamente con la posición expresada por la Conferencia Episcopal Venezolana en su extraordinaria Exhortación del 12 de enero del presente, donde, no solo caracteriza acertadamente de “panorama negativo y desolador” la situación actual del país, sino que reiteran  las palabras del papa Francisco del 8 de enero del presente: "Pienso especialmente en la querida Venezuela, que está atravesando una crisis política y humanitaria, cada vez más dramática y sin precedentes...".

Nos merece especial atención la aseveración, entre tantas otras de igual o mayor trascendencia, al señalar que "La raíz de los problemas (del país) está en la implantación de un proyecto político totalitario, empobrecedor, rentista y centralizado que el gobierno se empeña en mantener" y en ese sentido señalan los obispos de Venezuela que la La Asamblea Nacional Constituyente es inconstitucional e ilegítima en su origen y en su desempeño… que  pretende erigirse en un supra poder con funciones ejecutivas y judiciales” y que la "Ley contra el Odio y la Intolerancia", nacida de la misma Asamblea, criminaliza toda manifestación en su contra y propicia la multiplicación y difusión de toda clase de rumores y especulaciones, cuyo efecto es consolidar un control absoluto de actividades y provocar el miedo y la autocensura.

Así mismo señala el documento  de las dificultades de entendimiento entre el gobierno y la oposición y acto seguido, tal y como nosotros en la Alianza Nacional Constituyente  lo ha venido proponiendo al país, plantea la Conferencia Episcopal Venezolana la exigencia de que sea el pueblo el que… asuma su vocación de ser sujeto social con sus capacidades de realizar iniciativas como, por ejemplo, que la sociedad civil lleve adelante una consulta para señalar el rumbo que quiere dar a la nación como prevé nuestra Carta Magna (Cfr. Art. 71). Si se negara este derecho o se entorpecieran las iniciativas para concretarlo, sólo quedarían dos posibilidades: pérdida definitiva de la libertad, con todas sus consecuencias, o acciones de resistencia y rebeldía contra el poder usurpador. Es el pueblo organizado quien tiene la última palabra. Y que “No habrá una verdadera solución de los problemas del país hasta tanto el pueblo no recupere totalmente el ejercicio de su poder.”

Se indica que el dialogo es necesario en condiciones distintas a las que hasta ahora se han establecido, y que toda negociación ha de fundamentarse en la integridad de los negociadores, en objetivos claros y en una agenda preestablecida y conocida, para que pueda gozar de la confianza y credibilidad de la población. Y señala: “Ante la dramática situación que afecta a todos, especialmente a los más pobres, hay dos actitudes: la conformista y resignada, de quienes quieren vivir de las dádivas, regalos y asistencialismo populista del gobierno y otra, la de quienes, conscientes de la gravedad de los problemas, buscan instaurar unas condiciones de verdad, justicia e inclusión, aún a riesgo del rechazo y la persecución. La actitud de resignación es paralizante y en nada contribuye al mejoramiento de la situación. Lo positivo y lo eficaz es el compromiso, la esperanza y la solidaridad. ¡Despierta y reacciona, es el momento!, lema de la segunda visita de san Juan Pablo II a Venezuela (1996),”

Aparte de adherirnos a la exhortación episcopal, también la Alianza Nacional Constituyente, ANC, se solidariza con la Iglesia Católica y apoya toda iniciativa contra la pretendida criminalización de parte del régimen contra Mons. Antonio López Castillo, Arzobispo de Barquisimeto y Mons. Víctor Hugo Basabe, Obispo de San Felipe, al querer aplicarles la inconstitucional Ley contra el Odio y la Intolerancia, ante sus orientadoras y acertadas palabras recogidas efusivamente por millones de venezolanos que las oímos, emitidas en las homilías del día de la Divina Pastora, amenaza que es… una prueba más de que dicha ley está concebida para aplicarla y criminalizar a todo aquel que le cause malestar al gobierno y sus postulados.

Igualmente, la Alianza Nacional Constituyente,  ANC, hace manifiesto ante la opinión pública nacional su firme rechazo ante la despiadada e inhumana conducta que condujo al régimen de Nicolás Maduro, a cometer  el cruel y monstruoso crimen  en contra  un grupo de venezolanos  opositores al régimen encabezados por el fallecido ex Inspector del CICPC, Oscar Pérez, que a pesar de haber manifestado  de manera pública y comunicacional, entregarse a los funcionarios de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana FANB,  fueron igualmente ejecutados en una acción bélica desproporcionada de la que fue testigo la nación y la Comunidad Internacional; hecho que reafirma el carácter violatorio a los derechos humanos y políticos de los venezolanos y al ordenamiento constitucional y legal vigente, reafirmando la abominable práctica de  ejecuciones extrajudiciales, sumarias o arbitrarias, del régimen, violando el derecho a la vida establecido en el art. 3, de la Declaración Universal de los Derechos Humanos: “Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona”. y al Pacto  Internacional de Derecho Civiles y Políticos, art. 6, 7 y 8  que no solo establece: “ Nadie podrá ser privado de la vida arbitrariamente.”, sino también diversas salvaguardas que garantizan un juicio justo e imparcial. Instrumentos legales suscritos por la Republica y de obligatorio cumplimiento.

Ante estos hechos manifestamos que:

1.         La Alianza Nacional Constituyente, reafirma su decidido propósito de concretar desde la Sociedad Civil Venezolana “que el pueblo venezolano decida”, en ejercicio de la Soberanía Nacional y del Poder Originario en una Consulta Popular, cual ha de ser el rumbo y la solución que el país requiere, dentro de un espíritu de unidad, paz y reconciliación, haciendo suyo la exhortación de la Conferencia Episcopal Venezolana en referencia y ratifica el llamado a los venezolanos de  rechazar con firmeza todo despropósito del régimen de criminalizar, el ejercicio libre y democrático de toda iniciativa referida a nuestros derechos humanos y políticos y las contenidas en nuestra constitución y leyes de la república.

2.         La Alianza Nacional Constituyente, ANC, exige que los órganos competentes y en especial la Asamblea Nacional, la legitima Fiscalía General de la Republica y el legítimo Tribunal Supremo de Justicia en el exilio, abran la  averiguación  exhaustiva de los hechos ocurridos en El Junquito en fecha 15 de Enero de 2018 y se haga justicia con  los responsables directos e indirectos de estos abominables hechos. Igualmente abogamos a la solidaridad internacional para que a instancias internacionales  se profundice las sanciones que en todo sentido se deriven de esta cruel actitud e inhumana conducta.

ALIANZA NACIONAL CONSTITUYENTE.

Caracas 20 de Enero de 2018